Emilio Solo

solo3

La de los 60 fue una época artística expansiva. Sin alejarse de Valencia, basta referirse a Nino Bravo o Bruno Lomas para venerar un tiempo en el que sus artistas bebieron de una pócima mágica cuya fórmula todavía desconocemos. Algo así ocurre con Emilio Solo, el último exponente de la escuela iniciática de Bruno Lomas. Hoy cumple 60 otoños. Desconozco la receta mística o mítica del éxito de este rebelde sin complejos, pero lo cierto es que celebra seis décadas de vida reviviendo los 60 sin caer en la nostalgia ni en lo añejo. La discografía de Solo, al igual que su puesta en escena, mantiene fresca toda la savia artística de un tiempo que nunca volverá, pero que todavía nos queda. A mí me fascinan los 60. Emilio Solo ha conseguido despuntar, sobrevivir y resistir en la canción por encima de las modas o el mercadeo discográfico. Tanto es así, que, siendo alumno de Bruno Lomas, consiguió soltarse de su mano para construirse a sí mismo, amando a su mentor por encima de todas las cosas, pero teniendo claro que las rentas cotizan a la baja. De modo que Solo, cual Platón discípulo de Sócrates, crea su propia imaginería musical para alejarse de estereotipos que anularan su propia creatividad. Por eso es posible referirse a una total honestidad intelectual y profesional del artista valenciano: Emilio Solo ha sido capaz de esculpir una trayectoria personalizada, creando arte tal como lo siente, guiado por un espíritu feroz de no defraudar a su público. Y nosotros, sus seguidores, así lo sentimos siempre. A mí me impacta toda su trayectoria, envidio su singular personalidad, pero admiro más si cabe ese talento para componer éxitos como Noche de brujas, No digas no o Sé que me has amado tanto, donde se celebra un  ¡Vivan los 60! Emilio Solo y Los Rockeros... Y no quisiera dejar de aprovechar esta ventana para mostrarle mi gratitud por una amistad que me enriquece como ser humano. Con tus canciones crecí y moriré. ¿Qué digo morir? ¡Nosotros, como los viejos rockeros, nunca moriremos! ¡Vivan tus 60, Emilio! ¡Vivan los 60!

VOLVER ATRÁS

 

INFO CONTRATACION